Realmente no eres tan malo


Creo que todos más de alguna vez nos hemos encontrado con este personaje que cree que sus trabajos son demasiados buenos, que su técnica la más envidiable y que es alguien prodigio en su área. Pero cuando vemos su trabajo…cuando vemos que su trabajo deja mucho que desear.

O también, otro caso es cuando nos topamos con alguien que dice que su trabajo es malo, que está feo y que no quiere que nadie que lo vea por qué le hace falta mucho para ser bueno y cuando lo vemos es un trabajo buenisimo, un trabajo bien hecho.

¿Pero por qué nos pasa esto? ¿Por qué esos personajes tienen ese sentimiento de superioridad?  ¿Por qué son tan exigentes con su trabajo?

En esta primera entrada del blog quiero hablar de algo que, de seguro, todos hemos pasado o estamos pasando (y si tiene nombre) pero cuando logras identificarlo todo se vuelve más fácil y entiendes el por qué de muchas cosas.



El efecto Dunning-Kruger

Este efecto Dunning-Krueger nos dice que una persona con escasa habilidad para algo padece de un sentimiento de superioridad ilusorio, creyéndose más preparado o capaz que los demas; o al contrario: una persona muy preparada, con más experiencia, subestima y duda de sus capacidades.


«La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia. «

Amos Bronson Alcott

Es decir, una persona incompetente para algo ignorará su propia incompetencia , creerá y defenderá con mucha vehemencia y orgullo la capacidad que tiene para desarrollar y resolver las cosas que se le pongan aunque no tenga la capacidad ni el conocimiento.

Caso contrario con una persona competente que tiene las habilidades, el conocimiento y la capacidad de resolver los problemas de manera optima va a dudar de su talento y su capacidad. Juzgará lo que hace y no se sentirá conforme con su trabajo, por qué sabe que siempre hay camino adelante para mejorar y que puede seguir practicando para llegar más lejos.


Entonces, ¿Como lo evito?

Lo primero que hay que hacer para evitar caer en el efecto Dunning-Kruger es saber de su existencia. Cuando somos conscientes de que existe y como nos afecta, debemos intentar siempre avanzar en nuestros conocimientos y habilidades con humildad. A medida que vayamos avanzando nos iremos dando cuenta de nuestra verdadera capacidad.

Si crees que eres demasiado bueno, que ya llegaste al tope del talento y no hay nadie mas arriba que ti probablemente debas poner pausa a lo que estas haciendo, evaluarlo, pedir feedback y saber que siempre, SIEMPRE puedes mejorar y aun camino que seguir. Ten tantito criterio.

Y si crees que tu trabajo no es tan bueno, no compares tu trabajo con lo que te hace falta caminar para mejorar, que de seguro has llegado lejos , sigue aprendiendo de todo y sigue perfeccionando tu técnica. No seas tan duro contigo mismo, que realmente, no eres tan malo.


¡Dinos que piensas en un comentario!