Muchas veces (por no decir siempre) cuando quieres empezar a estudiar diseño y vas con toda la emoción a contarles a tus papas lo que queres estudiar nos encontramos con la clásica respuesta “De eso no vas a comer” , “Nadie vive de hacer dibujitos”Seguro que vas a encontrar trabajo de eso?”  y así, muchas respuestas similares mas, ¿Te lo han dicho a ti? 

Pero ¿Se han puesto a pensar por qué es qué nos dicen esas cosas? Y es que con nuestro sistema educativo y metodología académica, es normal que nuestros papás piensen algo así  y realmente no es su culpa por decirnos eso, déjenme les explico:

( Pero antes, les recomiendo tengan de fondo esta canción, solo para entrar más en ambiente.)


Allá por el siglo XVIII después de revolución industrial y del nacimiento de las primeras fábricas surgieron diferentes necesidades por la industrialización y el sistema académico tal cual conocemos hasta ahora nace también.

Los dueños de las fábricas necesitaban a empleados que entraran todos los días a la hora exacta, que trabajaran hasta escuchar el timbre que les anunciaba el receso de almuerzo y el mismo timbre les avisaba la hora de entrada, también necesitaban que sus empleados fueran buen portados y que les hicieran caso, para poder obtener la recompensa . ¿Les suena parecido?

Los dueños de las fábricas entonces decidieron a formar a las personas desde pequeños para que puedan trabajar para ellos en el futuro. Todos los días los niños entran a la misma hora, usan el mismo uniforme, esperan atentos al timbre que les avise el almuerzo y el receso, premian al más obediente, al más educado y castigan al rebelde ( codigo positivo y código negativo eh..) ¿Todo para que? Formar personas que sepan acatar órdenes y que sean conocedores en los que ellos mismos enseñan.

¿Por qué crees que nuestro sistema escolar se basa en la habilidad académica solamente?

¿Por qué tenemos que ver las mismas materias todos los años, lenguaje, sociales, matemáticas, ciencias y no vemos arte, música, poesía?

Basándonos en esto es normal que los papás piensen ese tipo de cosas, si es lo mismo que les han dicho a ellos toda su vida.

“Estudia mucho para conseguir un buen trabajo”

“Hay que prepararse para ser alguien”


Pero pero peeeerooo, han pasado más de 150 años desde entonces, muchas cosas han cambiado, el conocimiento lo tenemos en la palma de nuestras manos, podemos aprender otro idioma, algún software, podemos conocer diferentes personas. el internet no solo son memes …podemos aprender lo que queramos, e informarnos de una manera tan accesible y facil.

Y como diseñantes, diseñadores tenemos un montón de diferentes  áreas en las que podemos trabajar y ganar dinero, que nuestros papas aun no saben ( y quizá tu tampoco sabias)


1.Emprender

Como alguien que considera que el diseño es el medio y no el fin, creo que emprender es una de las cosas que los diseñadores la tienen más “fácil” , solo basta con poder tener una idea buena, un buen diseño y una buena estrategia. 

La diversidad de técnicas que aprendemos y lugares que conocemos a lo largo de la carrera, ( sublimación, serigrafia, estampados, impresiones, acabados, etc) es tan variada que podemos sacarle provecho y crear una marca diseñada por nosotros mismos.

View this post on Instagram

A must have for coffee breaks

A post shared by MERCH™ (@merchstudio) on

Estas dos marcas son el claro ejemplo de emprender, son marcas que mediante el diseño logran comercializar sus productos. Coco Canela una tienda de zapatos diseñados y Merch Studio una tienda de venta de camisetas y accesorios con diferentes diseños,

¿O me diran que nunca les han pedido trabajos de camisas en la U?


2. Tu propio arte

Este es un punto muy similar al anterior, pero quiero enfocarlo en los ilustradores. Cuando un ilustrador destaca y empieza a hacerse conocido ( y a parte es bueno) es capaz de vender diversas cosas: Stickers, camisetas, llaveros, pines, botones, prints, etc.. incluso poder hacer comisiones y cobrar por lo que te gusta hacer. Ademas el costo de inversión es poco. (hablo del producto, de estudiar y aprender es otro pisto)

Flor es un ejemplo de que los ilustradores pueden comercializar sus artes, (deberían seguirla)

¿Ya empezaste a bocetar?


3.Agencia/Freelance

Las marcas buscan visibilidad en las redes sociales, la visibilidad se la da un buen contenido y un buen diseño. Y nosotros dominamos el arte de la composición, textura y color. Si bien es un camino difícil y largo de recorrer hacerte de un plan de rrss y saber cuanto cobrar es una de las cosas que cada diseñador debería de hacer. 

Crear una agencia de diseño, o ser freelance requiere lo mismo, perseverancia, responsabilidad, dedicación y paciencia.


4.Vender online

Este punto nunca lo he usado realmente, pero es una buena opción, vender tus diseños en internet en tiendas especializadas es una de las cosas que puede servir para tus ingresos pasivos. Solo dedícale tiempo a tu marca personal y a tus diseños, subelos a las páginas y ellas se encargan de hacer todo el resto. 

society6 es una pagina que se encarga de comercializar diferentes productos con el diseño que tu quieras. tu solo sube tu diseño y la pagina se encargará de todo, la impresion, el envio, todo. Tu obtienes una comisión por cada venta y siguen manteniendo los derechos de tu trabajo.


5.Trabajar online

De nuevo, este punto tampoco lo he usado realmente, pero es una opción también. Hay mucha gente buscando con quien trabajar en Internet y afortunadamente para nosotros hay miles de páginas que nos conectan con ellos.

El problema con esto es que hay que tener mucha paciencia y algunos trabajos son a modo concurso, es decir: mucha gente puede participar y al final se escoge uno.

99designs y Fiverr son paginas que sirven para poder trabajar on line, cada una con diferentes modalidad pero es una alternativa para buscar trabajo y crearse un portafolio.


6.Diseñador

Esto es más que obvio, el diseñador tiene que trabajar de diseño, si. Pero en este punto quería hacer una pequeña reflexión. Cada año, por lo menos en el país, se están graduando diseñadores de  (por lo menos) 6 Universidades, es decir: cada año se están graduando por lo menos 200 diseñadores, a eso hay que sumarle a los de técnicos, los que ya son graduados, los que solo son egresados y por si fuera poco, también hay que sumarle a los que son diseñadores autodidactas. Y todos quieren trabajar y todos tienen hambre. La competencia afuera es grandísima y no solo competimos con la gente de acá, competimos con gente de otros países.

Así que como sugerencia personal: Hagan las cosas tan bien que sus trabajos hablen por ustedes. Que sean a ustedes que los busquen por su capacidad y no ustedes los que busquen. Estén dispuestos a aprender siempre, no se queden con el conocimiento que tienen. Preparense por qué no hay mejor carta de presentación que su buen trabajo.

¿Qué están haciendo para sobresalir?


Conclusión

Como diseñadores deberíamos dedicarle mucho tiempo a nuestro trabajo, mejorar nuestra técnica constantemente, no conformarnos con que las cosas “estén bien”. Tenemos que practicar muchas veces, tenemos que desarrollar un buen criterio a la hora de trabajar, hay que exigirse a mejorar y no quedarse con los conocimientos que nos dan en la U. 

Ocupando las redes sociales y el Internet de la manera correcta vamos a poder llegar a diferentes lugares del mundo que van a notar nuestro trabajo.

Metanle ganas, no sean mediocres. esfuércense siempre y dedíquenle tiempo a mejorar. 


Sin más que decir me despido, les escribo el otro domingo 🙂

Si tienen una sugerencia o algo que les gustaría saber, ya saben donde escribirme.

¡Dinos que piensas en un comentario!