Este artículo es inspirado en mi hermana, que tras regañarme y llamarme la atención de manera fuerte me hizo recapacitar lo que estaba haciendo.


Estamos a las puertas de un nuevo ciclo en la U, un ciclo con materias pesadas, con horarios feos, con mucha carga y poco tiempo para hacer las cosas que queramos y menos si tienes trabajo con horario fijo, clases extracurriculares y proyectos personales como yo…

Así que si eres demasiado exigente con tus cosas, eres de los que prefieren hacer la parte del trabajo de todos los del grupo por que te cuesta delegar responsabilidades, eres detallistas con toooodos tus diseños y no paras hasta que las cosas estén completamente finalizadas, quieres controlar hasta el detalle más mínimo de la situación y pasas en una excesiva auto-exigencia te tengo que decir algo:

No lo hagas.

No seas así.

No te hagas esto a ti mismo.

Con esto no quiero decir que te conformes con ser mediocre, que entregues diseños y proyectos mal hechos o incompletos. Tampoco que no le tomes importancia a las cosas que hagas (por favor supérate siempre). 


Pero exigirse excesivamente trae demasiadas cosas bastantes negativas: 

  • Ansiedad constante
  • Preocupación
  • Aflicción
  • Estrés (demasiado estrés)
  • Insomnio

Y créeme que vivir con esas cosas es demasiado frustrante y cuando intentamos mostrar que tenemos todo bajo control y que todo está bien, lo único que hacemos es fingir que todo va bien y que todo está perfecto (Obviamente no lo esta). Al hacer esto, no haces otra cosa más que seguir cargando con exigencias innecesarias.

Además, el obligarnos a cumplir todas nuestras responsabilidades y exigirnos a realizarlas a la perfección poco a poco nos va desgastando de diferentes maneras: 

  • Física: Vas a sentirte cansado, tus sueños no reparan nada, andarás agotado y sin energía, como si hubieras corrido una maratón a pesar de no haberlo hecho.
  • Mental: Muy pocas veces vas a poder dormir tranquilamente por qué estarás sobre pensando en todas tus tareas restantes y en las diferentes maneras que las podrás desarrollar y solucionar.
  • Emocional: Tanto sobreanalizar las cosas, tanto pensar, tanta falta de energía te hará sentir ansiedad, y afecta tus estado de ánimo eventualmente. desmotivado, sin energía, amargado, triste.

Y no quieres enfermarte por todo esto, ¿O si?


Para terminar quiero parafrasear lo que mi hermana me dijo aquella vez que me llamó la atención y me regañó para que tu también sientas la presión

“¿Sabes que va pasar si seguís exigiéndote tanto?, lo mismo que le pasó a tu computadora. De tanto que la mantuviste encendida, de tantas horas que la usaste, la compu se te calentó y apago cuando más la necesitabas, no encendía. ¿Que paso? no pudiste terminar tu parcial. La compu después de unos días apagada te funciono. No queres ser como tu computadora. Funcionar bien y un día apagarte por pasar trabajando excesivamente. ¿Verdad?»

Solo queda decirte, no seas una computadoras sobre-calentadas y explotadas, esta bien que quieras hacer muchas cosas , que no te guste conformarte con lo que entregas, (vaya si yo soy el primero en la lista) pero no te exijas la perfección, no esta bien que llegues a tus límites.

Reconoce cuándo parar y cuando ya es suficiente. Descansa y dedícate tiempo a ti,a hacer las cosas que te gustan. Al final de cuenta si te exiges demasiado, y pasas muchas horas sentado trabajando tus nalgas, no te van a apoyar…


Qué este ciclo 02 te ayude a crecer y a aprender mucho del diseño y si quieres saber algo especifico de tus clases o diseño en general ya sabes que puedes contactarme en mis redes sociales.

¡Dinos que piensas en un comentario!