Episodio III


¡Hola diseñadores!

Primero que nada, espero que hayan tenido felices fiestas todos ustedes, espero este 2020 sea un año buenísimo para ustedes y para el diseño, dejando esto de lado.

Cuanto tiempo sin estar por acá, ya paso quizá un mes desde el último artículo y estamos empezando la tercera semana del primer mes del año y yo sin escribir.

Pero créanme que el retraso no es porque yo haya querido, si diciembre decidí descansar de todo, pero es que la computadora de un día para otro se murió… perdí toda la información, logos, editables, portafolios, trabajos, los podcasts que ya había grabado…todo.

Y no, no tenía back up. (Les recomiendo a todos tener un disco duro extraíble donde guarden su información).

Well, Shit happens.


Pero después de un cliffhanger al estilo de final de temporada que te deja esperando la otra, hoy por fin traigo el último episodio de “¿Inspiración, copia o plagio?

Hagamos un repaso de los primeros dos artículos:

Inspiración:

“Eres una mezcla de aquello que dejas entrar en tu vida.

Eres la suma de tus influencias.”

Todo los que nos rodea sirve para todo lo que creamos. Todas las cosas que creamos siempre van a ser inspiradas en cosas ya existentes, en cosas que hemos pasado, en el arte o ideas de otras personas que han impactado en nuestras vidas. Todas las cosas van a ser influenciadas en las cosas que hemos visto, leído o sentido.

Nada es completamente original.

Copia

“Roba de donde sea que resuene en tu inspiración o encienda tu imaginación. Devora películas viejas, películas nuevas, música, libros, pinturas, fotografías, poemas, sueños, conversaciones aleatorias, construcciones, puentes, señales de tránsito, árboles, nubes, lagunas, luces y sombras. Selecciona sólo cosas para robar de aquello que le habla directamente a tu alma.

Si haces esto, tu trabajo (y robo) serán auténticos.“

Jim Jarmush

La copia tiene dos puntos de vista, uno bueno y otro malo

Nadie comienza siendo original ni siendo bueno, necesitamos copiar para construir las bases de nuestro conocimiento y creatividad.

Necesitamos copiar los procedimientos, lo teórico, lo existente, para poder así llegar a ser buenos después y solamente así vamos a lograr crear nuevas y diferentes. vamos a poder darle vida a cosas nuevas basado en lo que sabemos por lo que copiamos.

Pero no se puede pretender copiar algo y adjudicárselo como propio. Adoptar un estilo que no es suyo como un estilo propio, no les traerá nada bueno, la gente se fija y se da cuenta cuando algo es la copia exacta de algo ya existente.


La amenaza del plagio

Pero ahora es turno de hablar del plagio y es que crear algo es difícil por sí mismo, enfrentarse a la hoja en blanco (o a la pantalla) es un reto que cuesta superar. Y si crear algo es difícil, crear algo bueno mucho más. Así que en muchas ocasiones los diseñadores gráficos se “inspiran” en trabajos de compañeros para conseguir buenos resultados en sus trabajos.

Encontrarse frente a una hoja en blanco y no saber qué hacer o cómo empezar es indudablemente un reto difícil de superar, que estoy seguro que todos nos hemos enfrentado. Así que, como ya sabemos, podemos crear cosas basado en la inspiración de otras obras, que es todo los que nos rodea y nuestras experiencias pueden funcionar para la creación de cualquier trabajo. Que copiar es bueno cuando lo hacemos para aprender, mejorar y encontrar nuestro estilo, pero que es un acto totalmente condenable cuando solamente se hace un calco idéntico atribuyéndolo como idea original.

Y es que plagiar va más allá de eso, de hacer un calco idéntico de algo.

Plagiar literalmente es tomar cualquier obra ya existente y hacerla pasar como idea propia, cambiando quizá, detalles para no hacerlo tan obvio.

¿Qué fácil no? Tomar todo el proceso creativo de alguien que ha investigado y bocetado tanto, para que venga alguien solo a tomarlo quitar o agregar unas cosas y presentarlo como si haya sido el, el que haya pasado todo el proceso.Pero a pesar de lo absurdo que puede sonar que alguien que estudia una carrera creativa, plagie algo esperando que no se den cuenta, es algo que pasa hasta en el ámbito profesional. Y aquí les traigo algunos ejemplos de plagio bastante… increíbles(?)


  1. Los circulos de colores son los mismos, en la misma posición, con el mismo color.

2) La misma ilustración , solo le han agregado unos elementos de colores

3) Aqui el descaro es más evidente, solo le han agregado las letras pero todo lo demas sigue siendo lo mismo.

4) Les comparto una galería de logos plagiados que me parecen un descaro total, en la mayoría han cambiado y /o agregado diferentes elementos.


¿Que les parecieron los ejemplos que les dí? En la mayoria de los casos se puede ver como solo agregan diferentes elementos, pero el trabajo sigue siendo el mismo.

Para ir terminado, no entiendo por qué alguien plagiaria, se me hace una práctica de alguien que no tiene la capacidad de resolver algo visual.

Además, ¿Cómo alguien es capaz que el logo que plagio en internet, no lo va a encontrar nadie más? Si hoy podemos buscar en google cualquier imagen y encontrar todos los resultados similares.

Sin mas que decir les pregunto:

¿Conocen a alguien que haya plagiado?

¿Saben de otros ejemplos que pudieramos poner?

PD:
Como la mayoria de ustedes saben, estoy pronto a lanzar Ctrl Z el podcast de diseñante si tienen alguna sugerencia de lo que quieran escuchar no duden en escribirme.

¡Dinos que piensas en un comentario!