¡Hola diseñadores!

Para el artículo de hoy quiero hablar de algo que estoy seguro que todos los que están leyendo esto han pasado más de alguna vez y aprovechando que estamos en las puertas de otro ciclo de universidad, creo que es justo hablar de los bloqueos creativos, esos bloqueos con los que nos topamos muchas veces en la carrera o vida profesional y que si no lo sabemos tratar estoy seguro que vamos a pasar un mal momento intentando crear y diseñar.

Lo que tenemos que entender es que el bloqueo creativo es algo totalmente normal y común en cualquier carrera creativa como diseño y les puedo asegurar que a veces cuando estamos frente a la computadora, con la pantalla en blanco y justo en el momento que necesitamos ser más creativos, ya sea para una tarea, freelances, proyectos personales, nos topamos con que estamos secos de ideas y parece que difícilmente vamos a poder crear cualquier cosa.

Estos bloqueos creativos pueden suceder en cualquier momento y sin razón aparente, dejándonos la mayoría del tiempo demasiado frustrados y una sensación de estar estancados en el mismo lugar sin poder avanzar en nuestro proyecto, afortunadamente para nosotros existen diferentes maneras para poder enfrentarnos a este bloqueo y poder darle rienda suelta a nuestra creatividad.


1) Investigar para crear

Vale, primero lo primero.

Muchas veces cuando tenemos que hacer cualquier diseño, sea cual sea, nos olvidamos uno de los pasos más importantes, si no es que el más importante. Ya sea por el tiempo, por qué confiamos en nuestra caja negra o simplemente no le damos el valor que merece. Pero es que es muy fundamental darle un tiempo a la investigación, porque esto nos dará una visión más amplia para poder conocer poder conocer el tema y también poder abordar desde diferentes puntos de vista.

Además, que el diseño en base a la investigación no te dará mucho margen de error y podrás justificar cualquier elemento que utilices dentro la composición.


2) Anotar las ideas

No subestimes el poder de escribir todas las ideas. Andar una liberta siempre a mano para anotar cualquier idea que se nos cruce por la mente. Y es que no me dejaran mentir, pero a veces vamos caminando o nos dirigimos a cualquier lugar y de repente se nos ocurre una buenísima idea para algún proyecto. Lo mejor es anotarla para que después de nuestra jornada no se nos olvide, también podemos anotarla en la aplicación de notas de nuestro celular.

Esto de anotar ideas me ha resultado bastante útil, ya que cuando voy por la calle y se me cruza una idea para el blog o cualquier proyecto, la puedo guardar para después sin miedo a olvidarla.


3) Bocetar, bocetar y bocetar.

Es bastante normal que nos saltemos todo el proceso creativo y queramos crear el resultado final de un solo. Pero el hecho que no nos sentemos a bocetar nos aleja de tener una muestra de variaciones, que quien quita, más de alguna sea funcional.

Además, quedarse con la primera idea es algo poco recomendable, es mejor pasar por un proceso de experimentación y depuración de forma para encontrar el mejor resultado.


4) Toma un descanso

A la fuerza, ni el agua sabe bien.

Y por más que queramos realizar nuestro trabajo creativo, obligarnos a hacerlo no nos va salir nada. Lo aconsejable es hacer un descanso, tomar un respiro y despejar la mente durante el bloqueo. Ofuscarnos y tratar de resolver las cosas así, no nos va resolver nuestro proyecto.  Lo mejor que podemos hacer en esta situación es detener lo que estamos haciendo y ponernos a hacer cualquier otra cosa que no tenga nada que ver con lo que debemos realizar.


5) La Inspiración está en todos lados

Como ya dije una vez en el primer episodio de ¿Inspiración, copia o plagio?

Nada es completamente original.

Así que es importante que tengas una carpeta donde guardes las imágenes que te gusten, las canciones que escuches. Ve series que te gusten, películas que te llamen la atención, sigue cuentas de creativos y de artistitas y como dije antes, anota las ideas que más te gusten. En uno de los talleres que hemos hecho en music big bus, solemos usar diferentes canciones para inspirar a los ilustradores. Las canciones suelen ser llena de sonidos y/o con una letra fuerte para la interpretación. Es un ejercicio bastante interesante y los resultados son bastantes buenos y creativos.


6)Sin miedo a equivocarse

No hay que buscar la perfección todo el tiempo cuando la inspiración desaparece, permitirse equivocarse es parte del proceso. 30 ideas malas pesan más que lamentarse por no poder hacer nada. No deberíamos de parar todo nuestro flujo de trabajo al aferrarnos a una solución creativa perfecto, en lugar de eso anotar y garabatear cualquier idea, sin importar lo tonta que sea, nos facilitará el llegar a una buena idea que funcione.


Bonus: Se hace camino al andar

Hace poco decidí salir a caminar por mi colonia todas las noches, me llevo los audífonos y en lugar de escuchar mis canciones favoritas me pongo a escuchar diferentes podcasts creativos para que me ayuden con la generación de ideas, aprender de diferentes temas interesantes y para poder escribir de las enseñanzas que me dejen.

Además, que caminar nos servirá para tomar un descanso, despejar la menta de cualquier bloqueo  y encontrar nuestro posible punto de partida para la creación de cualquier proyecto.

Hablando de Podcast, les comparto el primer episodio de Ctrl Z, nuestro podcast de diseñante donde hablamos de cuando sentimos que nuestro trabajo no vale la pena y del sesgo cognitivo de Dunning-Kruger, les agradecerían lo escucharan y me digan que les pareció o de que otra cosa les gustaría hablara en él.

¡Sin nada más que decir, les deseo a todos, un buen inicio de ciclo 01-2020, que pasen todas sus materias y que este les traiga muchísimos éxitos y buenos diseños!

¡Dinos que piensas en un comentario!