Espero que se encuentren bien, sanos y motivados. Que estén creando desde casa y que dediquen este tiempo para encontrarse consigo mismos.

Esta semana llegamos a los mil seguidores en Instagram y no me puedo sentir más feliz de que muchos diseñadores se sientan identificados con todo este proyecto.

Me siento bastante alegre que diseñante se esté convirtiendo en ese espacio para hablar de diseño y creatividad que tanto necesitaba cuando empezaba a estudiar diseño y también que de alguna manera crear una conexión con ustedes.

El artículo de hoy entonces, quiero dedicárselo, al pequeño diseñante de hace unos años que empezaba a estudiar diseño y no tenía idea todo con lo que se iba a encontrar:

Las cosas que hubiera querido saber antes de estudiar diseño


No es necesario comprar los materiales más caros

Recuerdo en el rical, allá en el 2010 cuando recién todo este viaje empezaba, en la lista de materiales que le daban a diseño venía la lista de libros y obras, y a parte un listado de todos los materiales que se iban a utilizar durante todo el año. Cartones, temperas, oleos, yeso seco y graso, tinta china y la infinidad de técnicas que nos iban a enseñar.

Como desconocía de dónde comprarlos la indicación que nos dieron fue ir a comprar los materiales a una librería de arte. Cuando llegué ahí y después de comprar todas las cosas, me di cuenta de lo caro de todos los materiales.

¿Pero de verdad vale la pena comprar lo más caro?

He llegado a darme cuenta que no importa que tan caro sean los materiales, si de verdad queres, con los lápices pollito se pueden hacer grandes cosas. Creo que importa más el talento, la capacidad de cada uno y el tiempo que le dediquemos practicando.


El sueño es importante

“Huy en esa carrera no duermen” Típico cliché que le dicen a un diseñador. Si bien es bastante cierto que habrá varias noches en las que nos toque trasnochar hasta horas de la madrugada, no normalicemos desvelarnos a lo pendejo.

En serio se los digo, varios años atrás me desvelaba hasta tarde, a veces amanecía trabajando, aguantaba varias jornadas trasnochando. Hoy por hoy, mi sueño está totalmente arruinado, no puedo dormirme a las 9PM porque me estoy despertando a las 2AM y luego no puedo dormir. 

El sueño es importante, y todos nosotros deberíamos de empezar a organizarnos mejor para no tener que desvelarnos seguido y no enfermarnos.


No tenemos las mismas capacidades

Es normal, vamos a conocer a colegas que tienen una técnica increíble a la hora de ilustrar o que tiene un dominio tan sorprendente con las diferentes técnicas, habrá quien le emocione la fotografía o lo multimedia, algunos son buenos en el branding, packaging, estrategias y creatividad.

No debemos de sentirnos mal porque no nos sale algo y mucho menos no debemos compararnos con los demás NUNCA. Lo importante es saber en qué somos buenos, encontrarlo, mejorar la técnica, practicar, crecer. Si aún no sabes en que eres bueno he dejado un post en mi Instagram de cómo encontrar nuestra razón de ser o Ikigai.


Realmente no eres tan malo

Muchas veces solemos pensar que somos malos en lo que hacemos, que no nos merecemos las cosas que hemos alcanzado y que no deberíamos de haber estudiado diseño.

Es algo normal, varias veces me he visto metido en esa situación, pero esas ideas son solo pensamientos que no son ciertos, ideas que nos ciegan a la hora de trabajar. Nunca hay que dudar de nuestras capacidades, pero siempre hay que seguir aprendiendo y creciendo.



Hay que ser autodidacta

Es importante escuchar a las personas que nos dan clases, prestarles atención, interpretar su visión de lo que es el diseño y tomar de ellos lo mejor. Pero no tengamos esa idea que los catedráticos tienen que enseñarnos todo, todo el tiempo.

Ellos dan las bases, el conocimiento general. Pero en este mundo de diseño que evoluciona tan rápido es obligatorio ser autodidacta, investigar las diferentes tendencias, los diferentes softwares, tenemos que ser curiosos y estar dispuestos a aprender de todo y todos.  


Ser organizado

¿Cuántas veces hemos corrido a imprimir nuestros trabajos minutos antes de la clase? O tenemos que desvelarnos a lo idiota por dejar todo a última hora por que “lo hago después”, es importante que tomemos conciencia y seamos un diseñador organizado para podes aprovechar el tiempo completamente y no tener que correr por dejar las cosas a última hora.


Hay que vencer el miedo

¿Cuántas ilustraciones has querido subir y no lo has hecho por miedo?, ¿Cuantas ideas de emprendimientos has tenido y no las has hecho?, ¿Cuántos proyectos quisiste empezar, pero no lo has hecho por miedo?,

Muchas veces por miedo deje de hacer las cosas, “¿Qué dirán lo demás? Se van a dar cuenta que no soy bueno”.  “Van a criticar por mi trabajo” “Cuando aprenda a hacer esto, lo hago”

Ustedes no saben, pero a mí me daba miedo escribir, porque sabía que no era bueno haciéndolo, me daba miedo grabar mi voz, porque sentía que no tengo un buen tono o mi manera de hablar no era buena. Me daba miedo compartir mi trabajo porque “no era lo suficiente bueno”

¿Pero saben qué? Si no hubiera vencido los miedos, diseñante no existiría y nunca hubiera sabido el alcance que el proyecto hubiera tenido.

¡Hay que vencer los miedos, hay que atrevernos, hay que arriesgarse!


Sin nada más que decir diseñadores, espero puedan tomar en cuenta todos estos consejos y aplicarlos a su carrera y que pueda cambiar la forma de ver y diseñar.

¡Mil gracias por todo su apoyo!

1 comentario

  • Iliana G. Zumba

    Me ha encantado el artículo! Bastante acertado en todo lo que dices y tienes mucha razón yo hacer un par de años entre a la carrera de diseño y en mi primer ciclo que es cuando se ve la mayor parte de técnicas manuales y tradicionales pensaba que necesitaba los materiales más caros o los mejores, además que con todos los ciclos que he cursado he aprendido a no comparar mi trabajo con el de los demás aunque aveces estos se torna difícil, cada quién resalta más en algo y poco a poco cada quién va forjando su camino.
    Saludos!

¡Dinos que piensas en un comentario!